Darán que hablar

Por Javier Díaz Guardiola

ABC Cultural

11.02.2020

Nombre completo: Fran Pérez Rus. Lugar y fecha de nacimiento: Lupión (Jaén), 3 de noviembre de 1986. Residencia actual: Granada. Formación: Licenciado en Bellas Artes y Máster en Investigación y Producción en Arte, en la Universidad de Granada. Ocupación: Artista y profesor.

Qué le interesa. Me interesa principalmente la relación entre el ser humano y la tecnología, ambos agentes coactivos del mismo entorno, y de cómo estos generan tensiones sociopolíticas y medioambientales. Con mi obra investigo los límites entre conceptos duales, como las conexiones entre lo físico y lo digital, la natural y artificial o lo tangible y lo intangible. Desde un punto de vista metodológico, enfoco mi actividad desde la transdisciplinariedad a través de un proceso abierto y transversal, explorando y mezclando técnicas de diferentes campos. El espacio también es muy importante para mí, lo concibo como una herramienta más con la que trabajar y explorar sus capacidades para generar nuevos ambientes y articular elementos para construir determinadas situaciones.

«Lux»
«Lux» – F. P. R.

De dónde viene. Invididualmente he expuesto en la galería Suburbiay La Empírica, ambas en Granada; en Weber Lutgen de Sevilla; en la Nave 13 del ECCO de Cádiz, gracias a Línea de Costa; y también en festivales como Nemo Art Festival de Priego de Córdoba, Dmencia, en Doña Mencía de Córdoba, Mappea Jaén, Madatac en Madrid, Dinamo Festival en Cáceres, o Scarpia de Córdoba.

En 2016 fui seleccionado en el programa Iniciarte y expuse en la sala de Córdoba el proyecto «Deforestación», el cual surgió a partir de la modificación de la ley de montes, Este reflejaba las políticas en detrimento del cuidado de las reservas naturales.

«Las infografías eran algo que me flipaba de pequeño. Las buscaba en cualquier revista. Me encantaba esa manera de desglosar información a través de un dibujo conciso y limpio»

De modo colectivo, he expuesto en la sala de Scan Project Room en Londres, en la galería A de Arte de Zaragoza, el CACMálaga, en el ya disuelto MAC de La Coruña, en el Centro Federico García Lorca o el Hospital Real de Granada.

Destacaría el último proyecto que realicé el año pasado dentro del programa FACBA de la Universidad de Granada, donde tuve la oportunidad de desarrollar un trabajo dentro de una iglesia reacondicionada, la sala del centro cultural Gran Capitán en Granada. Un espacio enorme que tuve la suerte de transformar a mi antojo.

Detalle del montaje de «Deforestación», en la Sala Iniciarte de Córdoba
Detalle del montaje de «Deforestación», en la Sala Iniciarte de Córdoba – F. P. R.

Supo que se dedicaría al arte… Desde siempre me ha interesado el mundo de las artes, pero lo veía desde la distancia, ya que no he tenido referentes cercanos. Cuando me enteré de que podías realizar estudios artísticos en bachillerato fue cuando descubrí la vía que me interesaba tomar, y desde ese momento lo tuve claro. Es cierto que desde pequeñito he sentido atracción por elementos artísticos, pero no era consciente de ello.

Las infografías eran algo que me flipaba. Las buscaba en cualquier revista. Me encantaba esa manera de desglosar información a través de un dibujo conciso y limpio, mostrando el espacio interior y el exterior de las cosas.

El mundo de la escenografía y la música también ha estado muy presente en mi infancia y juventud, por lo que diría que el juego dialéctico con el espacio es una constante en mi vida y, por lo tanto, algo que plasmo en mi obra.

F. P. R.
F. P. R.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»? Pues no he tenido experiencias muy raras mientras trabajaba, pero sí que es cierto que he tenido situaciones curiosas. He dado talleres en sitios bastante insólitos, pero a la hora de realizar proyecciones, sí que he tenido que buscar lugares concretos que eran un poco extraños, como, por ejemplo, la propia alcaldía de un ayuntamiento, o incluso el cuarto de baño de una señora que amablemente me permitió proyectar desde su ventana. Tapar farolas con cajas de cartón también se ha convertido en una contante a la hora proyectar en el exterior.

«Biótica de un zahorí»
«Biótica de un zahorí» – F. P. R.

Su yo «virtual». Utilizo las redes sociales desde lo profesional, mostrando mi faceta de artista y lo que hago. Soy muy reservado en torno a mi privacidad. En Instagram soy @franperezrus. También tengo Facebook y otras redes más, pero donde suelo tenerlo todo es en mi web www.franperezrus.com. Y, la verdad, intento no consumir mucho tiempo usando estas herramientas. Cuando las usas demasiado tienes la sensación de un atracón, y no creo que los extremos a los que estamos llegando con tanta sobreexposición sean muy positivos socialmente.

Dónde está cuando no hace arte. Desde hace seis años soy profesor en Escuela Arte Granada, donde doy clases de 3D y videomapping, y también tutorizo proyectos. Además doy otros talleres en diferentes sitios, como, por ejemplo, en la Universidad Jaume I de Castellón.

También formo parte del colectivo FAR (Foro de arte relacional), un foro en el que desarrollamos encuentros entre artistas y otros agentes relacionados con el arte, y donde nos lo solemos pasar súper bien. En Granada, gestiono Espacio Lavadero junto con mi pareja Miguel Moreno, una sala de exposiciones de arte emergente.

Y, bueno: también me dedico a diseñar y hacer webs, maqueto libros… En fin, de todo un poco.

«Panal»
«Panal» – F. P. R.

Le gustará si conoce a… A lo largo de mi vida he tenido muchos referentes clave, entre ellos, mucho artista del Land Art y el Minimalismo. De siempre he sentido admiración por trabajos en el entorno natural donde lo sublime es el protagonista. Giovanni Anselmo, Robert Smithson o Walter de María, por mencionar algunos entre tantos. También, más actuales, otros como Matthew Barney, Olafur Eliasson o Pierre Huyge.

Respecto a mi generación, me es difícil elegir porque creo que hay mucha gente haciendo cosas muy potentes. Pero destacaría a Natalia Domínguez, Amaya Hernandez, Cristina Mejías, Fuentesal y Arenillas, Roberto Urbano, Laura Segura Gómez, Miguel Ángel Vazquez Vera, Julio Acab, María Alcaide, Gala Knörr o Abel Jaramillo.

«Save the trees 4»
«Save the trees 4» – F. P. R.

Qué se trae ahora entre manos. Pues en este momento estoy desarrollando un proyecto en el que llevo ya un tiempo investigando y que tenía un poco aparcado por falta de tiempo. Se trata de una serie de experimentos de simulación de gases a través de software. En el punto en el que me encuentro me es difícil concretar hacia donde evolucionará. El proceso es algo vivo y parte fundamental de cada proyecto.

«Time Lapse»
«Time Lapse» – F. P. R.

Proyecto favorito hasta el momento. Destacaría el último proyecto que he realizado dentro del programa FACBA, donde trabajé en torno a las tierras raras y minerales necesarios para producir tecnología de consumo.

La exposición estaba articulada en torno a un diálogo constante con el propio espacio expositivo, en este caso, una iglesia, por lo que las propias piezas trazaban un discurso entre ellas y el entorno jugando con la idea de lo ritual, la liturgia o incluso lo religioso, temas en los que vi muchas conexiones con el eje central del proyecto: la tecnología.

«No sé lo que acabaré haciendo conforme vaya cogiendo más experiencia, pero de lo que sí estoy seguro es de mi inquietud de explorar nuevas técnicas y procesos»

El proyecto parte de la reflexión personal de analizar la procedencia de los materiales con los que suelo trabajar y así tener presente el ciclo del cual forman parte. Creo que hoy, a la hora de crear piezas, tenemos que plantearnos si realmente es necesario crearlas y que nos reportan. Al igual que pasa con el consumo exacerbado, el impacto que supone trabajar con los materiales que utilizamos en el arte también es algo a tener muy en cuenta.

Detalle de «Tierras raras»
Detalle de «Tierras raras» – F. P. R.

¿Por qué tenemos que confiar en él? Aportar algo nuevo en este mundo es muy difícil, y no creo que la prioridad deba ser esta. Quizás lo que pueda aportar es una visión nueva desde la cual mostrar temas y problemáticas que han estado ahí desde siempre.

Lo que síi que es cierto es que al trabajar con tecnología, esta me permite trabajar con herramientas relativamente recientes en el mundo del arte, lo que da una impronta novedosa. Pero esto no deja de ser una una impresión.

No sé lo que acabaré haciendo conforme vaya cogiendo más experiencia, pero de lo que sí estoy seguro es de mi inquietud de explorar nuevas técnicas y procesos que me permitan nuevas vías a explorar.

«Estratos fluidos»
«Estratos fluidos»

¿Dónde se ve de aquí a un año? ¡Uf! No sabría que decir, pero por situarme de algún modo, diría que liado con alguna convocatoria o exposición. Sigo en una dinámica de «artista concursante» antes de cumplir los 35. Después ya se verá lo que me depara este mundo.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? A Miguel Ángel Moreno Carretero.

Defínase en un trazo.

Trazo de Fran Pérez Rus
Trazo de Fran Pérez Rus